Luis Castilla Villoria

ICL
Para mí lo más importante ha sido la libertad que me ha dado.

Mi experiencia ha sido muy positiva. Siempre una intervención da miedo y sobre todo en algo tan sensible e importante como los ojos pero desde el primer instante tuve la sensación de tranquilidad y fui acompañado en todo momento por el personal de la clínica.

No había oído hablar de esta técnica que creo que aún es bastante desconocida para la gente. Si había oído hablar del Lasik pero me pareció que una técnica que permite llegado el caso sustituir las lentes por otras era más interesante. También me animó la seguridad con la que se me transmitía, por parte del doctor, los beneficios de esta técnica.

Mi vida ha cambiado por completo. Llevaba con gafas o con lentillas 30 años aproximadamente. Para mí lo más importante ha sido la libertad que me ha dado, sentirme liberado de repente de algo que parece mentira pero te tiene continuamente pendiente, bien de las gafas, bien de las lentillas y cuando viajas de las dos cosas a la vez. Por ejemplo, me gusta montar en moto y esquiar y amabas cosas se hacen más placenteras y cómodas por no tener que permanentemente usar gafas, gafas de sol graduadas o gafas de sol normales con lentillas.

Por supuesto volvería a operarme, salir de la intervención viendo ya sin gafas es una experiencia única; Si mañana tuviese un problema de aumento de dioptrías, sin duda realizaría de nuevo la intervención para cambiar las lentes. Eso demuestra que la experiencia inicial de la intervención ha sido muy excelente.

Mi calidad de vida ha mejorado muchísimo. Sólo el hecho de despertarte por la mañana y no alargar la mano a la mesilla para buscar las gafas ya es un gesto de mejora de la calidad de vida. Estar pendiente de las lentillas diarias, de llevar los paquetes para varios días cuando viajas, o de los líquidos anteriormente, o llevar dos gafas, unas normales y otras de sol graduadas, son cosas que parece mentira pero mejoran tu calidad de vida.

Por ejemplo, el simple hecho de limpiar cada rato las gafas porque no ves bien parece un gesto sencillo pero cuando se repite constantemente es irritante y pesado.

Quizá la única sugerencia será la de divulgar más este sistema en contraposición con el Lasik porque estoy seguro que muchas personas se decantarían por ello. A nivel de la atención recibida, de la calidad del trato y del resultado de la intervención ninguna