Verónica Martín Cilleros

ICL
Poder ver nada más levantarte.

Mi experiencia ha sido muy buena.

No había oído hablar de la lente ICL, me la recomendó el Dr.

Mi visión respecto a lentillas/gafas ha cambiado mucho. El no depender de estar con lentillas o gafas y poder ver nada más levantarte, ir a la piscina y playa y no tener miedo a perder una lentilla, etc.

Volvería a operarme sí y ha mejorado mi calidad de vida desde la cirugía.

Víctor Sánchez Sánchez

ICL
Siento que no he visto así de bien nunca. 

Empiezo diciendo que tuve que operarme a pesar de que en mi día a ía ndo lo necesitaba, pero la necesidad de continuar con mis estudios y acceder a una plaza para la oposición que quiero hizo que tomara esta decisión. Después de haberme operado, pienso que realmente si lo necesitaba, ha superado todas mi expectativas más allá de corregir la visión.

Si había escuchado anteriormente hablar de esta técnica y lo que hizo decidirme por la lente ICL por delante del láser es la posibilidad de ser reversible en cualquier momento.

Creo que es difícil de explicar o de entender. Llevaba mucho tiempo con gafas y lentillas y hoy día no las echo de menos. Siento que no he visto así de bien nunca. 

Sin dudarlo volvería a operarme.

Se lo recomiendo a cualquier persona. La operación ha sido rapidísima y sales viendo del quirófano.

Ha mejorado totalmente mi calidad de vida. Por insignificante que parezca, el no tener la necesidad de preocuparte por el cuidado de tus lentillas y gafas, estar en cualquier sitio no depender de si tengo o no para poderme quitar las lentillas.  Acostarse viendo esta bien, pero no tener que buscar las gafas por toda la casa al día siguiente está aún mejor. 

Me ha ayudado muchísimo la seguridad que  me ha dado tanto el Dr. Alonso como el resto de equipo en el proceso. Creo que es clave transmitir esa seguridad.

Félix Manuel Sánchez Pampiega

ICL
Me sentí los primeros días como si estuviera descubriendo un mundo nuevo.

Mi experiencia en la cirugía ha sido muy buena.

Había oído hablar de la técnica ICL de una persona que se la había realizado. Me decidí por las buenas referencias y la buena sensación que me transmitió el Dr. Alonso y su equipo.

Es genial, me sentí los primeros días como si estuviera descubriendo un mundo nuevo. Poder verme los pies en la ducha, ver la televisión en la cama, ver el polvo en el aire….. todo.

Volvería a operarme ¡sí! Las sensaciones son muy buenas.

Considero que mi calidad de vida ha mejorado. Veo ‘cosas’ que antes no veía.

Seguir así – ¡sois un@s fenomen@s!

Eduardo Iglesias de Arriba

ICL
Mi calidad de vida ha cambiado por completo y me ha dado una libertad visual de la que antes carecía. 

La verdad es que ha sido una experiencia que no me esperaba, ha sido una cirugía que no me ha dolido para nada y encima, ha sido una cirugía muy rápida en menos de diez minutos ya estaba realizada. La verdad que pueden surgir dudas al ser los ojos una parte tan sensible pero recomendable al 100% ya que no sientes nada de dolor y es una intervención muy rápida.

Tenía una idea de la técnica ICL pero solo de oídos. El día de la consulta me resolvieron todos las dudas y cuestiones acerca de la técnica de una manera muy clara y sencilla. Finalmente decidí por la ICL ya que es una técnica menos invasiva que el Lasik y encima reversible. Aparte de todo ellos, en mi caso estoy opisitando para la policía nacional y era la mejor opción.

Estoy encantado y muy satisfecho con el resultado que la ICL da. Ya desde el primer día, a las pocas horas de la intervención ves como si nunca hubieras tenido que llevar gafas. Además, te despreocupes de estar pendiente todo el rato de las lentillas y/o gafas. La visión ahora mismo la tengo mucho mejor que cuando llevaba gafas o lentillas. La verdad que parece que nunca haya tenido que usar gafas. Increíble….

Por supuesto volvería a operarme. Si me dijeron que me lo tengo que volver a hacer, no lo dudaría ni un minuto. Además, se lo aconsejo a cualquiera que tenga dudas en si hacérselo o no. Yo le diría que adelante y sin miedo ya que todo el equipo de la clínica son más profesionales y te sacan de cualquier duda que tengas.

Ha mejorado mucho mi calidad de vida, en todos los aspectos. Mi calidad visual está mejor que nunca, encima ya no me tengo que preocupar de estar teniendo que ponerme lentillas o de tener gafas o que se me empañan, etc. Mi calidad de vida ha cambiado por completo y me ha dado una libertad visual de la que antes carecía.

No tengo nada malo que decir. Solo expresar mi gratitud a todo el equipo de la clínica INSADOF ya que son unos magníficos profesionales y tienen una gran cercanía con el paciente. Gracias por todo y solo decir que un 10 en todos los aspectos.

Carlos Blanco Gómez

ICL
La reversibilidad es lo que mi hizo decidirme por la ICL.

Mi experiencia en la cirugía ha sido excelente, rápida e indolora.

Sí había oído hablar de la técnica ICL. La reversibilidad es lo que mi hizo decidirme por la ICL.

La visión respecto a mi lentilla/gafa no ha cambiado en exceso. Aún así la comodidad de no llevarlas nunca más es muy gratificante.

Volvería a operarme sin dudarlo ya que la calidad de vida ha mejorado mucho.

Lidia Torrescusa Martín

ICL
Comodidad absoluta - la satisfacción de no depender de gafas ni lentillas. 

Estoy contenta con el resultado de la cirugía, saliendo con buena visión y rápida recuperación. Nada de dolor ni molestias.

Nunca había oído hablar de la técnica ICL. Me la recomendó el Doctor.

Mi visión respecto a lentilla/gafa es otro mundo – comodidad absoluta.

Volvería a operarme sin duda. Mi calidad de vida ha mejorado muchísimo. La satisfacción de no depender de gafas ni lentillas.

Se lo recomiendo a toda aquella persona que me pregunta por la operación.

Isabel Sánchez Iglesias

ICL
Volvería a operarme sin dudarlo pero 10 años antes.

Mi cirugía  con lentes ICL ha sido una experiencia satisfactoria.

La información de mi oftalmóloga y que mi caso fuera susceptible de la ICL me hizo decidirme sin ninguna duda.

Ahora mi vida es bastante sencilla y mi día a día es más llevadero. Además en invierno y con mascarilla las gafas eran un problema. Estoy más activa, salimos antes de casa y me resulta más fácil el día a día. Las lentillas me secaban el ojo en el ordenador, móvil, cocinar y a última hora del día ya no les aguantaba.

Volvería a operarme sin dudarlo pero 10 años antes.

Mi calidad de vida ha mejorado en todos los aspectos.

Dr. Francisco Javier Corredera Hernández

ICL
Mi experiencia ha sido espectacular.

Mi experiencia ha sido espectacular. Previo a la cirugía, el día de la cirugía y posterior.

La cirugía consciente continuamente pero con sensación temporal alterada por medicación. Una sensación agradable, nada estresante.

Yo había oído hablar de la técnica ICL. El hecho de no modificar anátomicamente y de forma irreversible del ojo.

Tengo buena visión de forma continua.

Sí volvería a operarme. Y mi calidad de vida ha mejorado.

Un trabajo excelente, enhorabuena.

 

 

Leire Buenavida Jiménez

ICL
Podría decir que tengo más visión que con gafas o lentillas.

Mi experiencia en la cirugía ha sido muy buena. Tuve molestias al principio pero en general fue todo muy bien.

He decidido por la lente ICL por mi alta graduación y la recomendación de la Dra. Lucía Estévez.

Podría decir que tengo más visión que con gafas o lentillas – un 100%.

Volvería a operarme sin ninguna duda. Es rápida y eficaz con resultados inmediatos. Además INSADOF es de las pocas clínicas (miré varias antes de ella) que opera los 2 ojos a la vez.

Mi calidad de vida ha mejorado mucho porque viajo bastante y llevar siempre mis gafas, lentillas y líquidos era un poco incómodo Mi visión es perfecta y ya no me acuerdo de mis lentes.

Mireia Tofiño García

ICL
Parece mentira que te pueda cambiar tanto la vida en 20 minutos.

Tengo que reconocer que tenía autentico pavor a la cirugía, pero al mismo tiempo era algo que deseaba hacer desde hace 20 años. He llevado gafas desde los 6 años, y lentillas desde los 10, por lo que recuerdo todo mi vida dependiendo de ellas.

Mi miopía era muy elevada, por lo que no podía intervenirme con Lasik, y aunque había oído hablar de la lente ICL, siempre me dio respeto. Pero la seguridad y confianza que mostró el equipo INSADOF, así como la atención y pruebas realizadas, me ayudaron a decidirme.

Ahora puedo decir que estoy descubriendo nuevas experiencias, como poder diferenciar y leer la etiqueta del champú y gel en la ducha, despertar y poder ver la cara de mi pareja, dormirme la siesta mientras veo una película, o durante un viaje sin miedo a que se me queden pegadas las lentillas…

Lo que me entristece son las cosas que me he perdido por no haberlo hecho antes, y no me refiero a cuando era una adolescente y la cantidad de planes truncados por el “no puedo, no me he traído ‘lo de las lentillas’”. Si no, el no haber podido ver con nitidez la cara de mis hijos al nacer, o el no haber sido yo quien les cuidaba en la playa en lugar de ellos a mí.

Igual que los niños tienen miedo a ir al dentista, a mi lo que me asustaba era ir al oftalmólogo. Creo que siempre le tendré respeto, pero ya no viviré con el miedo de tener que parar mi vida porque las lentillas me hacen daño o la psicosis de encontrarme el ojo un poco rojo y tener que ponerme las gafas con las que no me manejo.

Parece mentira que te pueda cambiar tanto la vida en 20 minutos.