José Antonio Barrado Bustamente

Cirugía de Cristalino
Para una persona con 40 dioptrías en cada ojo, poder ver como una persona normal es casi un milagro.

Mi experiencia en cirugía ha sido muy buena, todo fue muy rápido. El trato muy profesional y cercano.

Después de hablar con el Dr. Ernesto Alonso y que me hiciera la valoración de la cirugía que iba a aplicar en mi caso, tomé la decisión de operarme ya que las garantías de que todo saliera bien eran muy claras.

Ha sido una experiencia muy gratificante, por el trato recibido tanto personal como profesionalmente en la clínica. Se nota que hay un gran equipo detrás de las siglas INSADOF.

Realmente es un cambio de vida. En mi caso, para una persona con 40 dioptrias de miopía en cada ojo, poder ver casi como una persona normal , es toda una experiencia, casi un milagro diría. Esta experiencia cambia tanto tu día a día como tu forma de ver las cosas.

Por supuesto lo recomendaría, animaría a cualquier persona con el mismo problema al mío, a que se realice esta cirugía, ya que sin causarte las mínimas molestias, consigues una superior calidad de vida.

María Pilar Vicente Sánchez

CIrugía de Cristalino - LIO Trifocal
Es curioso lo poquito que dura y merece la pena para toda una vida.

Mi experiencia ha sido gratificante. No he sentido dolor ni molestia de ningún tipo en el momento de la cirugía, tanto que no da tiempo a preocuparte debido a la rapidez del proceso. Es algo que era muy deseado y me he sentido muy bien.

Me decidí por una lente multi-focal (trifocal) por el deseo de poder ver sin gafas sin preocuparme durante todo el día. Es una experiencia de la que sabía que no me iba a arrepentir.

En pocas palabras mi experiencia ha sido maravillosa.

Desde el día de la primera consulta lo tenía muy claro. Es curioso lo poquito que dura y merece la pena para toda una vida.

Desde el primer momento he podido hacer vida normal. Dos días para que la luz no fuera tan molesta, pero desde el momento que sales de la cirugía simplemente tienes que ser constante con el horario de las gotas.

Por supuesto que lo recomendaría sin dudarlo. El ver sin gafas nada más salir de la operación es algo que provoca felicidad, y más si llevas tiempo queriéndolo  hacer. Te olvidas definitivamente de las gafas y merece mucho la pena.