Francisco José Batuecas

ICL
Mi visión ha mejorado porque veo con mayor claridad todos los objetos y sobre todo los colores porque entra muchas más claridad.

Mi experiencia ha sido muy buena porque me daba miedo la operación por si pudiera salir algo mal y todo ha ido según me explicó el Doctor, quitándole hierro al asunto y mostrándome la confianza plena para la cirugía.

Había oído hablar de ambas técnicas, porque conozco a gente que ha sido operada por ambas vías. Me he decidido por la lente ICL porque es lo que me ha recomendado el Doctor debido a mis dioptrías y porque es una técnica mas segura y que proporciona mayor calidad de visión.

Mi visión ha mejorado porque veo con mayor claridad todos los objetos y sobre todo los colores porque entra muchas más claridad y luz por los ojos, sobre todo con luz solar. Con la lentilla tenía problemas de sequedad ocular y con las gafas el problema de que se rallaran los cristales, y el ajuste continuo de patillas en las ópticas.

Sin lugar a dudas, porque la visión cada vez es mejor y pensaba que tendría sobre todo al principio muchas problemas de irritación, sequedad ocular o algún que otro efecto segundario por la lente ICL o por los colirios, pero tras una semana desde mi operación, todo va perfecto siguiendo el guion que me dijo el doctor y estoy muy contento.

Mi calidad de vida ha mejorado después de la cirugía. Con 10 dioptrías en cada ojo, necesitaba las gafas o lentillas para todo porque sino no veía nada y lo he ganado en calidad de vida, pues ahora voy a la ducha sin problemas, me levanto por la mañanas, puedo ira  la piscina o la playa, practicar deportes y todo tipo de situaciones que antes con las lentillas o gafas no podía o me supieron un problema.

Estoy muy contento con todo el personal de la clínica porque desde el primer día me han tratado fenomenal, con mucha amabilidad y mostrando en cada momento la profesionalidad que les avalan. He venido por recomendación y del mismo modo voy a recomendar a diestro y siniestro la clínica porque me han tratado genial.

 

 

María Celsa García Rodríguez

ICL
Tenía ganas de la intervención para librarme del uso de gafas y lentillas.

Mi experiencia ha sido muy buena, fabulosa. No tenía miedo a la intervención, estaba muy tranquila. En el transcurso de la cirugía todo se desarrolló con normalidad. Me sentí muy segura del trabajo de los profesionales. Fue rápido.

Había oído comentarios de conocidos y en internet. Tenía ganas de la intervención para librarme del uso de gafas y lentillas. Mi oftalmóloga directamente me aconsejó ICL.

Las gafas hacían que no tuviera una buena visión, y en el último año he debido utilizarlas por otros problemas. Llevaba 30 años con lentillas, y ya no podía utilizarlas más. Ahora siento que veo mejor que con las lentillas incluso. Ya no dependo de nada.

Volvería a operarme sin duda alguna. Y lo recomiendo.

Mi calidad de vida ha mejorado notablemente, puesto que con las gafas no tenía esta calidad de visión. Me siento segura por ello, y también por el tema estético, no me gustaba cómo me quedaban las gafas con tantas dioptrías.

Todo ha salido perfectamente. Alabo tanto el trato, como la organización como la asistencia tanto antes como durante y después de la cirugía.

 

Verónica Fraile González

ICL
Despertarme y ver es algo que me parece increíble. Abrir ahora mis ojos y ver, es un sueño.

Mi experiencia ha sido muy buena, la intervención muy corta, la recuperación muy rápida, en tres días estaba haciendo vida normal. La tranquilidad y confianza que tenía en el Dr. Ernesto Alonso hicieron que todo resultara muy fácil.

Solo había oído hablar de la técnica ICL cuando el Dr. Ernesto Alonso me habló de las lentes ICL. Me decidí por las ICL porque las explicaciones y ventajas del Doctor me hicieron ver que era la mejor opción.

Ya me ha aumentado mi visión en un 15% en cada ojo, y sobre todo la calidad de visión que ha ganado nada más salir del quirófano.

Sin ninguna duda volvería a operarme, salir de ese quirófano viendo es saber que es una de las mejores decisiones de mi vida. Gracias por cambiarme la vida.

Ha mejorado mi calidad de vida totalmente. Solo despertarme y ver es algo que me parece increíble, algo tan sencillo para todo el muncho y que no le dan importancia, para mi que desde los dos años lo primero que hacía era llevar mi mano a la mesilla para coger mis gafas. Abrir ahora mis ojos y ver, es un sueño.

Hay que anunciar más este tipo de lente para que llegue a más gente que ni siquiera saben que existen. Más publicidad porque con el gran equipo en la Clínica INSADOF mejoráis la vida de mucha gente.

Pablo Velloso

ICL
Me decidí por ICL porque es un proceso reversible que no genera tantos halos.

Mi experiencia ha sido buena. La intervención duró muy poco tiempo y la recuperación fue rápida, al día siguiente veía nítidamente a todas las distancias.

Varios amigos y familiares están operados de LASIK o PRK; su experiencia fue muy buena al principio pero con el paso de los años tienen molestias y a pesar de volver a llevar gafa mantienen mala visión nocturna. Me decidí por ICL porque es un proceso reversible que no genera tantos halos.

En mi caso estaba muy cómodo con mis gafas y lentes de contacto, en concreto, tenía muy buena visión con mis lentillas y nunca he notado molestias. Mi visión es muy similar a la que tenía con lente de contacto.

Sin duda, volvería a hacerlo.

Por mi graduación dependía constantemente de gafa o lentilla, lo que implicaba que veía muy mal en situaciones como la playa, la piscina o en tareas tan cotidianas como ver la hora del despertador o ver en la ducha.

María Domínguez Díez

ICL
He decidido por lentes ICL porque es un proceso relativamete reversible.

Mi experiencia ha sido muy buena. A pesar de conocer la cirugía, inevitablemente se sienten nervios al entrar en un quirófano. La sensación fue de que pasó todo muy rápido.

He decidido por lentes ICL, a corto plazo, porque tengo ojo seco y tengo molestias habitualmente, así que no me plantaba una cirugía LASIK por miedo a aumentar los síntomas. Porque es un proceso relativamete reversible que permite mantener la córnea vírgen, de tal forma que en un futuro puedo optar a otras opciones de corrección si lo requiero, ya sea por cataratas o por cualquier otra circunstancia. También conduzco muchas horas, especialmente de noche, y para mí era importante mantener una buena visión en conducción nocturna.

En mi caso las lentes de contacto me facilitaban buena visión durante muy pocas horas, se ensuciaban o secaban y me producían molestias. Las gafas me proporcionaban buena visión pero para muchas tareas son incómodas, como deportes o actividades de agua. Como tenía poca graduación en muchos casos optaba por no llevar gafa ni lentilla, con la consiguiente mala visión. Ahora veo de forma nítida durante todo el día.

Sí. Volvería a operarme.

Sí, ha mejorado mi calidad de vida. Como ya he comentado, pasaba muchas horas o con molestias por las lentillas o viendo borroso de lejos, ha sido una gran mejora ver nítidamente durante todo el día.

Vicenta González Nieto

Glaucoma
Ya tenemos tranquilidad de nuevo.

Mi experiencia ha sido buenísima.

He decidido hacer la intervención por tensión alta no controlada.

La experiencia ha sido muy buena y recomendable. La cirugía de glaucoma es muy seria, pero estoy muy contenta por ver la luz otra vez bien.

Ya tenemos tranquilidad de nuevo. Recomendaría la cirugía por tranquilidad y bien estar. Estoy conforme con todo el equipo y la amabilidad con que te tratan. Estoy muy agradecida.

Luis Castilla Villoria

ICL
Para mí lo más importante ha sido la libertad que me ha dado.

Mi experiencia ha sido muy positiva. Siempre una intervención da miedo y sobre todo en algo tan sensible e importante como los ojos pero desde el primer instante tuve la sensación de tranquilidad y fui acompañado en todo momento por el personal de la clínica.

No había oído hablar de esta técnica que creo que aún es bastante desconocida para la gente. Si había oído hablar del Lasik pero me pareció que una técnica que permite llegado el caso sustituir las lentes por otras era más interesante. También me animó la seguridad con la que se me transmitía, por parte del doctor, los beneficios de esta técnica.

Mi vida ha cambiado por completo. Llevaba con gafas o con lentillas 30 años aproximadamente. Para mí lo más importante ha sido la libertad que me ha dado, sentirme liberado de repente de algo que parece mentira pero te tiene continuamente pendiente, bien de las gafas, bien de las lentillas y cuando viajas de las dos cosas a la vez. Por ejemplo, me gusta montar en moto y esquiar y amabas cosas se hacen más placenteras y cómodas por no tener que permanentemente usar gafas, gafas de sol graduadas o gafas de sol normales con lentillas.

Por supuesto volvería a operarme, salir de la intervención viendo ya sin gafas es una experiencia única; Si mañana tuviese un problema de aumento de dioptrías, sin duda realizaría de nuevo la intervención para cambiar las lentes. Eso demuestra que la experiencia inicial de la intervención ha sido muy excelente.

Mi calidad de vida ha mejorado muchísimo. Sólo el hecho de despertarte por la mañana y no alargar la mano a la mesilla para buscar las gafas ya es un gesto de mejora de la calidad de vida. Estar pendiente de las lentillas diarias, de llevar los paquetes para varios días cuando viajas, o de los líquidos anteriormente, o llevar dos gafas, unas normales y otras de sol graduadas, son cosas que parece mentira pero mejoran tu calidad de vida.

Por ejemplo, el simple hecho de limpiar cada rato las gafas porque no ves bien parece un gesto sencillo pero cuando se repite constantemente es irritante y pesado.

Quizá la única sugerencia será la de divulgar más este sistema en contraposición con el Lasik porque estoy seguro que muchas personas se decantarían por ello. A nivel de la atención recibida, de la calidad del trato y del resultado de la intervención ninguna

María del Carmen Morales Cid

Lente Trifocal
Cuando sales de quirófano es como que no te lo crees.

La experiencia ha sido muy buena; es muy poco tiempo de cirugía y cuando sales de quirófano es como que no te lo crees.

Yo, siempre confié en el Dr. Ernesto y eso me dio una seguridad, que me puse en sus manos con todo la confianza para lo que él creyera que era lo mejor.

Fue fabuloso menos un pequeño problema debido al cambio de una lente, pero para el Dr. Ernesto sin ningún problema (gracias).

Mi actividad habitual ha ido a mejor. Llevaba gafas desde hacía 39 años; esto para mi ha sido lo más, ya que mi visión ha mejorado y es una comodidad. Debo decir que llegué a su consulta hace muchos años con la moral por los suelo debido a un error medico en la mácula. El Dr. Ernesto enseguida lo vio, me trató y estoy encantada con su consejo y decisión.

¡Siempre recomiendo al Dr. Ernesto a quién fuera preciso!

El equipo es maravilloso con una amabilidad y cada una responde en su misión. Hay mucha gente en sus consultas pero hay tiempo para todos, solo dar las gracias al Dr. Y a todo su equipo.

Marisa García González

Vitrectomía posterior
La cirugía ha sido muy rápida e indolora.

La cirugía ha sido muy rápida e indolora.

Comencé viendo puntos negros y una sombra en la parte interior del ojo, esperé unos días y al no ceder consulté con mi oftalmólogo quien me diagnosticó un desprendimiento de retina y la urgencia de la cirugía.

Hay que seguir un protocolo pos quirúrgico de recuperación, puede ser lo más incomodo por la postura que hay que mantener para que la burbuja de gas se vaya reabsorbiendo.

Una vez recuperada, hago vida normal con buena visión.

Berna Torrado Mayo

Trasplante de Córnea
Excelente profesionalidad tanto por el propio Dr. Ernesto Alonso, como por cada uno de los profesionales que trabajan en la clínica.

Mi experiencia en la cirugía ha sido positiva. En todas las intervenciones quirúrgicas, a la cuáles me he sometido, no ha habido ningún incidente. Todo ha ido según lo previsto tal y come me informó perfectamente el Dr. Ernesto Alonso. La sensación es de que durante cada una de mis intervenciones se actuó con todo el vigor profesional.

Me decidí a que se me interviniera quirúrgicamente por el buen resultado que obtuvo un paciente intervenido por el Dr. Ernesto Alonso, el cuál me aconsejó que me pusiera en sus manos. Tras poder comprobar la excelente profesionalidad del doctor, y las expectativas de poder mejorar mi visión, tomé la decisión de intervenirme.

Excelente profesionalidad tanto por el propio Dr. Ernesto Alonso, como por cada uno de los profesionales que trabajan en la clínica. Trato familiar y muy cercano.

Tras mi última intervención quirúrgica he recuperado visión y he podido notar en el día a día una mejora considerable.

Por supuesto recomendaría la intervención por todas las razones anteriormente expuestas.