Daniel Miñambres Ramallo

ICL
Ahora puedo hacer un sinfín de actividades que con gafas y lentillas era más tedioso.

La experiencia fue muy rápida e indolora, apenas te enteras de la operación y en muy poco tiempo la realizan. El post-operatorio es muy ameno y desde el minuto uno ya puedes disfrutar el cambio.

Conocía la técnica ICL porque unos conocidos míos llevan las lentes y dicen que es espectacular. Me decidí a  operarme por ICL ya que es reversible y porque he conocido gente que usó Lasik y no quedaron satisfechos.

Mi visión es mejor, lo mejor de todo es levantarse por las mañanas y darte cuneta que no tienes que buscar las gafas o lentillas. O meterse en la ducha y no preocuparse de no ver o que te caiga agua en los ojos.

Volvería a operarme sí. Ha sido un cambio increíble y con una operación muy rápida. 

Mi calidad de vida ha mejorado mucho. Ahora puedo hacer un sinfín de actividades que con gafas y lentillas era más tedioso, y el olvidarte de tener que usarlas es un alivio.

Tanto la operación como los profesionales que me han atendido han sido muy buenos y creo que ofrecen un servicio perfecto.

Teresa Amores Sierra

ICL
Diariamente facilita mi trabajo y mejora cualquier actividad que realizo.

Llevaba años queriéndome operar, pero me daba miedo. Confié en la amplia experiencia y en el excelente trato del equipo del Instituto. Ahora estoy feliz con el resultado. Si hubiera sabido que era tan rápido y seguro, lo habría hecho hace mucho tiempo.

Había buscado información en Internet sobre las opciones de cirugía refractiva. En la decisión tuve en cuenta el hecho de la reversibilidad y también la opinión del doctor.

He mejorado mi visión en comodidad con respecto al uso de las gafas: me he olvidado de los cristales empañados, de la necesidad de llevarlas a todos los lados…

En relación con las lentillas, la diferencia es aún mayor. Nunca estuve cómoda con ellas: me molestaban, se me secaban los ojos e incluso, a veces, me dolía la cabeza si las llevaba varias horas.

Volvería a operarme sin duda, pero lo haría mucho antes.

No sé si podría hablar de calidad de vida como tal, porque no tenía muchas dioptrías como para un cambio de vida trascendental. Sin embargo, sí puedo decir que diariamente facilita mi trabajo y mejora cualquier actividad que realizo: me despierto viendo, me siento muy cómoda durante todo el día, no noto la vista tan cansada cuando paso horas con el ordenador, puedo hacer deporte sin estorbos o molestias e imagino que ir a la playa y ver será algo maravilloso.

Reyes Jerez Peláez

ICL
En el día a día que realmente ayuda a favorece la tranquilidad y el bienestar personal. 

Mi experiencia ha sido muy buen. El trato por parte de la clínica y por parte del hospital ha sido perfecto. Además la cirugía se hace realmente corta y apenas te enteras de que te están haciendo algo. Estás muy feliz viendo lucecitas de colores.

Yo no había oído hablar de esta técnica hasta que me puse en contacto con la clínica. Me decidí por la lentes ICL porque no modifican la estructura de mis ojos y permite futuras operaciones en caso de cambio de graduación u otros problemas/enfermedades.

Mi visión es incluso mejor que mis lentillas recién graduadas, con la comodidad de llevarlas siempre puestas y sin sequedad en los ojos. 

Estoy muy contenta de haber tomado la decisión y volvería a operarme sin duda en caso de que mi graduación cambiara.

Eliminar la dependencia de las gafas/lentillas por completo cambia realmente tu vida. En mi caso realizo deporte de montaña y mi día a día se desarrolla en este medio por lo que la comodidad es impresionante. Es una preocupación menos en el día a día que realmente ayuda a favorece la tranquilidad y el bienestar personal. 

Félix Manuel Sánchez Pampiega

ICL
Me sentí los primeros días como si estuviera descubriendo un mundo nuevo.

Mi experiencia en la cirugía ha sido muy buena.

Había oído hablar de la técnica ICL de una persona que se la había realizado. Me decidí por las buenas referencias y la buena sensación que me transmitió el Dr. Alonso y su equipo.

Es genial, me sentí los primeros días como si estuviera descubriendo un mundo nuevo. Poder verme los pies en la ducha, ver la televisión en la cama, ver el polvo en el aire….. todo.

Volvería a operarme ¡sí! Las sensaciones son muy buenas.

Considero que mi calidad de vida ha mejorado. Veo ‘cosas’ que antes no veía.

Seguir así – ¡sois un@s fenomen@s!

Clara Romero Hernández

ICL
Mi calidad de vida a mejorado muchísimo.

Mi experiencia ha sido totalmente satisfactoria. Estoy muy contenta con el resultado, a pesar de conocer la técnica y tener muchas referencias, nunca pensé que desde el primer día iba a notar la diferencia.

Por supuesto, he de recalcar que el trato personal ha sido excelente, tanto por parte del equipo INSADOF como por anestesiólogo y enfermera en el quirófano y eso siempre da una tranquilidad. Hace que todo sea mejor.

Soy enfermera de quirófano y he tenido la suerte de poder conocer de primera mano ambas técnicas de cirugía refractiva. Me decidí por la lente ICL porque me parece una técnica más segura, reversible en caso de complicación y con resultados fantásticos. 

Evidentemente no se puede comparar la comodidad de no llevar nada a depender de las gafas y mucho más de las lentillas, las cuales no toleraba durante mucho tiempo. Y mi visión es óptima.

Volvería a operarme sin duda. De hecho ahora me arrepiento de no haberlo hecho mucho antes.

Mi calidad de vida a mejorado muchísimo. El confort de no tener que depender día y noche de las gafas o lentillas no se puede comparar con nada. Y mucho menos ahora con la situación actual de pandemia en la que la combinación de gafas y mascarilla dificulta mucho la vida diaria  y más la laboral.

 

María Galache Rubio

ICL
He ganado nitidez y comodidad en la visión tanto de cerca como de lejos.

Mi experiencia en la cirugía ha sido muy buena. Desde el primer momento estaba haciendo vida normal.

He decidido por la lente ICL por la posibilidad de retirarla si en futuro surgía algún problema.

He ganado nitidez y comodidad en la visión tanto de cerca como de lejos. Contentísima.