Víctor Sánchez Sánchez

ICL
Siento que no he visto así de bien nunca. 

Empiezo diciendo que tuve que operarme a pesar de que en mi día a ía ndo lo necesitaba, pero la necesidad de continuar con mis estudios y acceder a una plaza para la oposición que quiero hizo que tomara esta decisión. Después de haberme operado, pienso que realmente si lo necesitaba, ha superado todas mi expectativas más allá de corregir la visión.

Si había escuchado anteriormente hablar de esta técnica y lo que hizo decidirme por la lente ICL por delante del láser es la posibilidad de ser reversible en cualquier momento.

Creo que es difícil de explicar o de entender. Llevaba mucho tiempo con gafas y lentillas y hoy día no las echo de menos. Siento que no he visto así de bien nunca. 

Sin dudarlo volvería a operarme.

Se lo recomiendo a cualquier persona. La operación ha sido rapidísima y sales viendo del quirófano.

Ha mejorado totalmente mi calidad de vida. Por insignificante que parezca, el no tener la necesidad de preocuparte por el cuidado de tus lentillas y gafas, estar en cualquier sitio no depender de si tengo o no para poderme quitar las lentillas.  Acostarse viendo esta bien, pero no tener que buscar las gafas por toda la casa al día siguiente está aún mejor. 

Me ha ayudado muchísimo la seguridad que  me ha dado tanto el Dr. Alonso como el resto de equipo en el proceso. Creo que es clave transmitir esa seguridad.

Félix Manuel Sánchez Pampiega

ICL
Me sentí los primeros días como si estuviera descubriendo un mundo nuevo.

Mi experiencia en la cirugía ha sido muy buena.

Había oído hablar de la técnica ICL de una persona que se la había realizado. Me decidí por las buenas referencias y la buena sensación que me transmitió el Dr. Alonso y su equipo.

Es genial, me sentí los primeros días como si estuviera descubriendo un mundo nuevo. Poder verme los pies en la ducha, ver la televisión en la cama, ver el polvo en el aire….. todo.

Volvería a operarme ¡sí! Las sensaciones son muy buenas.

Considero que mi calidad de vida ha mejorado. Veo ‘cosas’ que antes no veía.

Seguir así – ¡sois un@s fenomen@s!

Mª Soledad Dorado Hernández

Lente multifocal
Mi experiencia ha sido excelente. 

Mi experiencia ha sido excelente.

He decidido por la intervención para olvidarme totalmente de las gafas.

Desde el primer momento, al finalizar la intervención veía perfectamente. Lo recomendaría por supuesto. De hecho, a los veinte días se ha operado mi hermana.

Volvería a operarme sin dudarlo.

Eduardo Iglesias de Arriba

ICL
Mi calidad de vida ha cambiado por completo y me ha dado una libertad visual de la que antes carecía. 

La verdad es que ha sido una experiencia que no me esperaba, ha sido una cirugía que no me ha dolido para nada y encima, ha sido una cirugía muy rápida en menos de diez minutos ya estaba realizada. La verdad que pueden surgir dudas al ser los ojos una parte tan sensible pero recomendable al 100% ya que no sientes nada de dolor y es una intervención muy rápida.

Tenía una idea de la técnica ICL pero solo de oídos. El día de la consulta me resolvieron todos las dudas y cuestiones acerca de la técnica de una manera muy clara y sencilla. Finalmente decidí por la ICL ya que es una técnica menos invasiva que el Lasik y encima reversible. Aparte de todo ellos, en mi caso estoy opisitando para la policía nacional y era la mejor opción.

Estoy encantado y muy satisfecho con el resultado que la ICL da. Ya desde el primer día, a las pocas horas de la intervención ves como si nunca hubieras tenido que llevar gafas. Además, te despreocupes de estar pendiente todo el rato de las lentillas y/o gafas. La visión ahora mismo la tengo mucho mejor que cuando llevaba gafas o lentillas. La verdad que parece que nunca haya tenido que usar gafas. Increíble….

Por supuesto volvería a operarme. Si me dijeron que me lo tengo que volver a hacer, no lo dudaría ni un minuto. Además, se lo aconsejo a cualquiera que tenga dudas en si hacérselo o no. Yo le diría que adelante y sin miedo ya que todo el equipo de la clínica son más profesionales y te sacan de cualquier duda que tengas.

Ha mejorado mucho mi calidad de vida, en todos los aspectos. Mi calidad visual está mejor que nunca, encima ya no me tengo que preocupar de estar teniendo que ponerme lentillas o de tener gafas o que se me empañan, etc. Mi calidad de vida ha cambiado por completo y me ha dado una libertad visual de la que antes carecía.

No tengo nada malo que decir. Solo expresar mi gratitud a todo el equipo de la clínica INSADOF ya que son unos magníficos profesionales y tienen una gran cercanía con el paciente. Gracias por todo y solo decir que un 10 en todos los aspectos.

Clara Romero Hernández

ICL
Mi calidad de vida a mejorado muchísimo.

Mi experiencia ha sido totalmente satisfactoria. Estoy muy contenta con el resultado, a pesar de conocer la técnica y tener muchas referencias, nunca pensé que desde el primer día iba a notar la diferencia.

Por supuesto, he de recalcar que el trato personal ha sido excelente, tanto por parte del equipo INSADOF como por anestesiólogo y enfermera en el quirófano y eso siempre da una tranquilidad. Hace que todo sea mejor.

Soy enfermera de quirófano y he tenido la suerte de poder conocer de primera mano ambas técnicas de cirugía refractiva. Me decidí por la lente ICL porque me parece una técnica más segura, reversible en caso de complicación y con resultados fantásticos. 

Evidentemente no se puede comparar la comodidad de no llevar nada a depender de las gafas y mucho más de las lentillas, las cuales no toleraba durante mucho tiempo. Y mi visión es óptima.

Volvería a operarme sin duda. De hecho ahora me arrepiento de no haberlo hecho mucho antes.

Mi calidad de vida a mejorado muchísimo. El confort de no tener que depender día y noche de las gafas o lentillas no se puede comparar con nada. Y mucho menos ahora con la situación actual de pandemia en la que la combinación de gafas y mascarilla dificulta mucho la vida diaria  y más la laboral.

 

María Castro González

ICL
Se llego a saber que esto iba a ser así, me hubiera operado antes. 

Mi experiencia en la cirugía ha sido muy satisfactoria. Indolora, rápida y con una incorporación a la vida normal en dos días. Se llego a saber que esto iba a ser así, me hubiera operado antes.

Sí había oído hablar de la técnica ICL. El láser nunca estuvo dentro de mis opciones. Solo pensar que el láser puede quemar el ojo ya era algo que me hacía descartarlo.

Ahora veo muy bien y de una manera mucho más cómoda.

Sin lugar de dudas volvería a operarme.

Mi calidad de vida ha mejorado sin dudarlo.

María Galache Rubio

ICL
He ganado nitidez y comodidad en la visión tanto de cerca como de lejos.

Mi experiencia en la cirugía ha sido muy buena. Desde el primer momento estaba haciendo vida normal.

He decidido por la lente ICL por la posibilidad de retirarla si en futuro surgía algún problema.

He ganado nitidez y comodidad en la visión tanto de cerca como de lejos. Contentísima. 

Carlos Blanco Gómez

ICL
La reversibilidad es lo que mi hizo decidirme por la ICL.

Mi experiencia en la cirugía ha sido excelente, rápida e indolora.

Sí había oído hablar de la técnica ICL. La reversibilidad es lo que mi hizo decidirme por la ICL.

La visión respecto a mi lentilla/gafa no ha cambiado en exceso. Aún así la comodidad de no llevarlas nunca más es muy gratificante.

Volvería a operarme sin dudarlo ya que la calidad de vida ha mejorado mucho.

Lidia Torrescusa Martín

ICL
Comodidad absoluta - la satisfacción de no depender de gafas ni lentillas. 

Estoy contenta con el resultado de la cirugía, saliendo con buena visión y rápida recuperación. Nada de dolor ni molestias.

Nunca había oído hablar de la técnica ICL. Me la recomendó el Doctor.

Mi visión respecto a lentilla/gafa es otro mundo – comodidad absoluta.

Volvería a operarme sin duda. Mi calidad de vida ha mejorado muchísimo. La satisfacción de no depender de gafas ni lentillas.

Se lo recomiendo a toda aquella persona que me pregunta por la operación.

Isabel Sánchez Iglesias

ICL
Volvería a operarme sin dudarlo pero 10 años antes.

Mi cirugía  con lentes ICL ha sido una experiencia satisfactoria.

La información de mi oftalmóloga y que mi caso fuera susceptible de la ICL me hizo decidirme sin ninguna duda.

Ahora mi vida es bastante sencilla y mi día a día es más llevadero. Además en invierno y con mascarilla las gafas eran un problema. Estoy más activa, salimos antes de casa y me resulta más fácil el día a día. Las lentillas me secaban el ojo en el ordenador, móvil, cocinar y a última hora del día ya no les aguantaba.

Volvería a operarme sin dudarlo pero 10 años antes.

Mi calidad de vida ha mejorado en todos los aspectos.