Laura Boyero Miguel

ICL
Es una sensación maravillosa abrir los ojos después de despertar y ser capaz de verlo todo

Los nervios y las ganas porque pasara todo, me hicieron sentir un poco al comienzo de esta, pero rápido se pasó.

El Dr. Ernesto Alonso me recomendó las lentes ICL debido a mis dioptrías, y para no dañar el ojo con el lásik.

Las lentilla no las soportaba y la gafa no me permitía ver ya al 100 %. Así que un cambio brutal.

Volvería a operarme y si lo hubiera sabido, lo habría hecho antes. Ha mejorado mi calidad de vida radicalmente. Es una sensación maravillosa abrir los ojos después de despertar y ser capaz de verlo todo.

El trato hacia mi familia y a mi ha sido inmejorable. Todo y cada uno de las personas que me han atendido han sido increíbles.

Victor Martín

ICL
“La diferencia se nota casi inmediatamente, ves todo de manera más nítida a las pocas horas de realizar la intervención.”

Con la cirugía en si ha sido muy buena. Realmente la operación se pasa de forma rápida y dentro de lo que cabe no notas prácticamente nada, a excepción de momentos puntuales.

No tenía claras las ventajas que suponía la ICL frente a la cirugía laser. Fueron estas las que me hicieron decidirme, tanto la calidad de visión como la salud ocular con vista al futuro.

La diferencia se nota casi inmediatamente, ves todo de manera más nítida a las pocas horas de realizar la intervención.

Volvería a hacerlo sin duda alguna.

De forma muy significativa, poder librarse de las gafas ha hecho que mi calidad de vida aumenta.

Recomiendo que INSADOF dé más a conocer la cirugía ICL a los pacientes así como los beneficios.